AVITURGA | NOTICIAS

A Guarda, pueblo pesquero en la desembocadura del Rio Miño

En este precioso pueblo se percibe la influencia marinera en cada esquina, en el puerto, podrás encontrar un monumento al marinero, un homenaje a la toda la gente del mar, y al museo del mar, que se encuentra en una antigua atalaya al final de paseo marítimo, donde encontrarás un sin fin de utensilios de pesca que se han usado durante años en la pesca tradicional gallega.

monumento al marinero

A lo largo del paseo por su puerto, encontrarás la lonja, donde cada mañana los pescadores llevan el pescado fresco para su venta, y las típicas casetas de pescadores, llamadas, chavolas.

Una de las imágenes más conocida de A Guarda, y que seguramente conozcáis es la de sus fachadas, destacadas por el colorido de sus viviendas, todas enfocadas hacia el mar, sin dejar a un lado todos los restaurantes y marisquerías que puedes encontrar en sus bajos, y disfrutar de auténticos manjares del mar.

puerto pesquero

La costa atlántica de A Guarda destaca por la bravura y dureza que marcó a generaciones de marineros y sus familias. Esta costa rocosa conforma un modelo inusual de la costa gallega por ser rectilínea, con pocas elevaciones y sin acantilados. En las zonas de la costa con vientos constantes se pueden observar restos de molinos de viento que fueron construidos en el siglo XVIII. Estos ingenios fueron muy comunes en toda la costa atlántica de mar abierto. Una excelente manera de conocer la belleza de la costa atlántica de A Guarda es recorriendo a pie las dos rutas que parten desde el puerto. Hacia el sur la Senda Litoral y en dirección norte la Ruta de las Cetarias que permiten conocer la fisionomía de la costa y en el inverno observar la dureza del mar.

dique de abrigo

Podemos disfrutar de su Senda Litoral, recorriendo de este modo la costa de A Guarda desde el puerto hasta la desembocadura del río Miño, hasta llegar a la Playa de O Muíño. Tiene una distancia de 3.6 km de la cual solo la mitad se puede recorrer en bicicleta. Esta senda permite disfrutar de la belleza de la costa, dando un tranquilo paseo con el que poder despejar de las rutinas habituales.

senda a guarda

Durante el paseo por la senda podrás disfrutar de antiguas cetáreas. Las cetáreas son viveros de marisco, construidos sobre las rocas de la costa para aprovechar las mareas, que al subir y bajar renuevan el agua de vivero donde se conservan los mariscos vivos para su posterior venta.

A día de hoy este valioso patrimonio marítimo y cultural se ha puesto en valor con la entrada en funcionamiento de la ruta de las cetáreas de A Guarda. Este proyecto fue promovido desde la Cofradía de Pescadores Santa Tecla de A Guarda con la colaboración del Ayuntamiento de A Guarda y la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia.

¡Una ruta que no puedes perderte!

En este precioso pueblo no todo son mar y playas, uno de los puntos turísticos clave de este pueblo es el monte Santa Tegra y sus castros celtas.

Desde el monte podemos apreciar unas vistas únicas, 360º hacia la villa y hacia las aguas del Atlántico fundiéndose con las del Miño.

La subida al monte de Santa Tecla  es una de las visitas obligadas en cuanto a turismo gallego, donde en primer lugar podremos apreciar el castro de Santa Tecla uno de los castros de mayores dimensiones del Norte poblado celta declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931 y excavado en 1914 fue reconstruido como poblado celta

En la cima puedes disfrutar de unas espectaculares vistas tanto de Portugal como de España con la desembocadura del río Miño y en el centro del río la pequeña isla A Insúa.

desembocadura rio miño

Estamos ante uno de los mejores paísajes y vistas aéreas de toda Galicia.

Visita nuestra
plataforma
de reservas
vitgal

Encantados de atenderte
Esperamos recibir tus mensajes y poderte ayudar en todo lo que necesites sobre el alquiler de viviendas de uso turístico en Galicia.